martes, 18 de noviembre de 2008

LOS “MISTERIOS” DE FEBRERO DE 1913


Detrás de febrero de 1913 se esconden muchos datos históricos cuyo conocimiento deja manifiesto el giro y desarrollo tan importante que dio la historia de México, y más en concreto, el acontecimiento que llamamos: Revolución Mexicana.

Como todos sabemos para el 22 ó 23 de febrero, aproximadamente, José María Pino Suárez y Francisco I. Madero fueron encontrados muertos en las afueras de la Penitenciaría a la que eran trasladados después de cinco días de arresto en la Intendencia de Palacio.

Según la prensa de la época, el asesinato fue producto de un grupo armado que se defendió de una agresión y que huyo después del tiroteo, sin embargo, los periodistas no descartan la intervención de todos los grupos relacionados con el conflicto.

Según los informes, este atentado fue producto del plan firmado en la embajada de los Estados Unidos; en el que participaron mondragonistas, felicistas, reytistas, porfiristas, Victoriano Huerta como parte del ejército de los leales y el más importante, el embajador Henry Lane Wilson. Además de contar la famosa “Ley Fuga”, por la cual se les disparaba a los reos que pretendían fugarse de prisión. A este suceso se le conoce como el “cuartelazo de la Ciudadela”

Además, el Pacto de la Embajada también tenía como objetivos el desconocimiento del Poder Ejecutivo, siendo Huerta el presidente provisional, para dejar libre a Félix Díaz la oportunidad de subir a la presidencia constitucionalmente.

De este acontecimiento deriva otro – que parece, más que un misterio, un secreto a voces – la presencia del Secretario de Relaciones Exteriores: Pedro Lascuráin, a quien correspondía la presidencia legalmente después del apresamiento de Madero.

Sin embargo, su gobierno, acorde con nuestras fuentes (Tiempos de México, SEP) tuvo una duración menor de una hora, el día 19 de febrero de las 22:24 a las 23:20, momento en el que renunció al poder.

Durante su breve gobierno realizó un movimiento que decidiría el rumbo posterior de la Revolución: colocó a Victoriano Huerta como Secretario de Gobernación, al cual correspondía por ley, tomar la presidencia provisionalmente si es que no había presidente.

Aquí se escribe una página importante del desarrollo histórico de México, datos que a veces no son muy conocidos, pero que es importante rescatar porque responden de manera importante a la situación actual de nuestra Nación.

Por: Fernando Moctezuma